Mecánica

Mecánica *Mecánica:
-Mantenimientos (Cambio de aceite y filtros).
-Mecánica general ( Distribuciones, embragues, rotulas).
-Neumáticos.
-Pre-ITV.
-Carga A.A.
-Diagnosis de Averias.
*Mecánica rápida:
También disponemos de un moderno taller totalmente equipado para reparaciones rápidas, revisiones y mantenimiento de automóviles de todas las marcas: cambio de aceite, aire acondicionado, filtros, baterías, accesorios…

Your image title

*Aire Acondicionado:
¿ Cómo funciona el Aire Acondicionado?
El sistema se basa en el intercambio de calor dentro del vehículo. Se trata de un circuito cerrado que contiene un gas al que se hace cambiar de estado (gas a líquido y viceversa) mediante procesos mecánicos. En la zona en la que el gas se enfría, hacemos circular el aire de ventilación del coche, con lo que se consigue un intercambio térmico. Ese aire enfriado es el que sale por los conductos del vehículo.
Un sistema de refrigeración eficiente necesita de un mantenimiento regular. Puedes prolongar la vida del Aire Acondicionado de tu coche simplemente mediante revisiones periódicas del filtro del aire.
*¿Cuándo necesita ser revisado?
-Cuando no consigue bajar la temperatura del interior del vehículo en un tiempo razonable, sobre todo con las altas temperaturas de verano.
-Si al conectarlo percibimos un olor desagradable.
-Paradójicamente, en invierno también es necesario revisar el sistema y filtro del
aire acondicionado, ya que pierde efectividad al no usarlo durante largos periodos
de tiempo.
Mecánica *Cambio de Aceite:
El cambio del aceite del vehículo es básico para lubricar bien todas las piezas, evitar su desgaste, preservar el motor de futuras averías y garantizar su bien funcionamiento. Es aconsejable controlar periódicamente el nivel de aceite y sustituirlo siguiendo las recomendaciones del fabricante.
Se recomienda efectuar un cambio de aceite:
-Aceites minerales: cada 5.000 km
-Semisintéticos: cada 10.000 km
-Sintéticos: cada 15.000 km
A mayor calidad del aceite del motor, mejor funcionamiento. Aconsejamos seguir las especificaciones del fabricante para cada motor, independientemente de la marca del aceite, para evitar el riesgo de averías que conllevarían costes elevados.